Estrategia Agroecológica de solarización en suelo

Escrito por Daniel Ceballo el 17 de junio de 2014 | martes, junio 17, 2014



la solarizacion como alternativa al control de plagas y malezas
Comienzo esta serie de post sobre técnicas agroecológicas con una técnica que se ha venido experimentando aproximadamente desde los años 70´, prácticamente no es nada nuevo, pero que en esta oleada de búsqueda de nuevas técnicas armónicas con el ambiente provocada por el uso indiscriminado de biocidas que alimenta la contaminación ambiental en el mundo consigue su auge, si bien tiene las diferencias de efectividad comparado a técnicas químicas con herbicidas conocidos, se puede equilibrar al comparar los beneficios que nos puede traer su uso y de eso estaremos hablando en este post.
Esta técnica agroecológica de solarización es aplicada en suelos con presencia donde tenemos problemas de algunos microrganismos (como hongos…) y/o malezas, simulando en principio a la técnica antigua y que aún es usada en algunos cultivos, donde el suelo se mecanizaba y se dejaba al sol durante la época de mayor calor para evitar enfermedades y disminuir la población malezas en cosechas futuras.
El plástico debe quedar sin espacios para mayor efectividad
El plástico debe quedar sin espacios para mayor efectividad

La solarización es una alternativa ecológica para el control de malezas

El control de malezas en los cultivos se basa en usos de herbicidas químicos, usados como sabemos indiscriminadamente, lo que trae contaminación y resistencia por parte de las malezas que en un principio podíamos controlar con el herbicida, llevándonos en muchos casos, obligatoriamente, a encontrar nuevas técnicas y métodos enmarcados en un manejo integrado por la necesidad de aumentar la producción agrícola, determinar pérdidas económicas, riesgos a la salud humana y factores ambientales.
Ahora vamos a lo práctico, la solarización consiste en cubrir el suelo con una capa de plástico de preferencia transparente y no muy grueso para permitir el paso del sol a través de él. Previamente debemos asegurarnos que el suelo estará lo suficientemente húmedo para que transfiera calor al suelo, lo que se recomienda para lograrlo es regarlo el día anterior asegurándose que esté saturado y así asegurar su efectividad, ya que lo que se busca es que durante el día el agua contenida en el suelo se caliente por efecto del sol y esta cubra todos los espacios porosos del suelo donde se encuentran los patógenos y semillas de malezas que queremos controlar.
El plástico debe enterrarse de manera que el suelo quede completamente sellado, esto también hace que en los bordes sigan los problemas de patógenos y malezas, pero en caso que debamos obligatoriamente controlarlos con químicos sería mucho menos el desequilibrio ambiental que causaremos en ese poco espacio.
El calentamiento debe ser constante en la superficie del suelo que alcanza hasta los 30cm de profundidad, esto genera un calor húmedo, alcanzando temperaturas superiores al óptimo de crecimiento y desarrollo de los patógenos, a veces no logra eliminarlo directamente, sino que afecta su reproducción y no logra permanecer en el tiempo, su efectividad va acorde al tiempo de exposición que se utilice.
Lo anterior lo tomamos como el principal punto negativo, podemos decir que la eficacia de la solarización está determinada por el tiempo (en días transcurridos) de aplicación del tratamiento, siendo necesario al menos 20 días de solarización hasta 9 semanas, con todas las condiciones deseables posible, esto quiere decir que en cultivos muy intensivos es casi imposible de realizar, son mucho más de 20 días sin poder usar la tierra.
Todo cambia si lo aplicamos en el huerto, gastando menos material en pequeños espacios. Planificando varios espacios donde se harán las rotaciones del cultivo a medida que vamos cosechando.

¿Como mejorar la efectividad de la técnica de solarización?

Para aumentar la efectividad de la técnica podemos combinarla con materia orgánica, ya que la descomposición de esta ayuda a aumentar la temperatura y también desprende ciertos compuestos, aumentando así la efectividad en la disminución de patógenos que se han mostrado resistentes con la solarización cuando no añadimos materia orgánica y también promueve el crecimiento de organismos antagónicos a patógenos como trichoderma sp y bacillus sp. Los cuales resisten mejor las altas temperaturas que los organismos patógenos.
Los organismos que se muestren resistentes a la acción del calor generado por la técnica de solarización, se cree que igualmente han quedado debilitados, esto se debe a que estos requieren mayor temperatura de crecimiento, lo que los hace resistentes al calor que para la mayoría de microorganismos es letal, esto se puede aplicar a algunas bacterias y actinomicetos presentes en el suelo, componentes del ciclo de fermentación denominados termófilos (temperatura óptima de crecimiento pueden superar los 45°C de temperatura).
Esta técnica la pude poner a prueba obteniendo resultados favorables en un espacio pequeño y sin sustrato y a pesar que pude controlar la mayoría de malezas en el suelo comprobé que cyperus rotundus se mostró resistente e incluso empleó las condiciones de poca competencia y óptima humedad para germinar sus semillas y al final del control llegó a romper el plástico, por lo que tuve que controlarlo con un herbicida postemergente a la dosis más baja que pude aplicar, el lado positivo fue que sólo tuve que controlar con químico a cyperus y no a las otras 8 especies presentes en un espacio donde jamás se había controlado malezas.

Comparte

Autor: Daniel Ceballo

0 comentarios :

Publicar un comentario

Real Time Analytics