Home » , , , » Aceptación en el Campo de Métodos de Control Biológico

Aceptación en el Campo de Métodos de Control Biológico

Escrito por Daniel Ceballo el 25 de junio de 2014 | miércoles, junio 25, 2014

depredador de la familia coccinelidae principal controlador biológico
Para saber de qué se trata el control biológico podemos definirlo brevemente como una actividad agroecológica que consta en reconocer, criar y liberar (o aplicar según sea el caso) enemigos naturales que nos ayuden a controlar insectos plagas u organismos entomófagos útiles para la protección fitosanitaria de los cultivos, estos enemigos naturales son insectos depredadores, insectos parasitoides y patógenos como hongos, virus, bacterias y nematodos, estos ayudan además a disminuir los costos de producción, reduce el uso indiscriminado de agroquímicos y conservamos el entorno natural.
En términos más sencillos, nos referimos a aquellos insectos que podemos liberar para que estos parasiten o eliminen alguna plaga específica que estemos presentando en nuestros cultivos. En caso que se le dice “aplicación” es porque también existen hongos que se emplean para eliminar a estas plagas perjudiciales que pueden acabar con nuestros cultivos en muy poco tiempo si no tomamos acción sobre el problema que representan.

La estrategia agroecológica de control biológico no termina de ser aceptada

El control biológico se emplea comúnmente como estrategia agroecológica de prevención, y como parte de un manejo integrado de plagas va junto a otras medidas que aumenten la eficacia de control y tenga los efectos que deseamos en nuestro cultivo manteniéndolas en una cantidad que no les sea perjudicial al cultivo.
Los productores agrícolas no terminan de adoptar en su totalidad el empleo de estrategias agroecológicas, sobre todo en aquellas que buscan disminuir las aplicaciones de agroquímicos, esta desconfianza se basa especialmente en la lentitud que tiene el control biológico, el tiempo que transcurre entre la aplicación de la práctica y la observación de resultados concretos, el agricultor por lo general desea percibir de forma inmediata resultados, solución a un problema donde su inversión y su trabajo están en juego, pero debemos entender que es necesario cumplir con un proceso biológico donde muchos factores de nuestro entorno influyen y no actúan como los biocidas eliminando todo ser vivo que se le atraviese, de aquí que se quieran implementar estas estrategias agroecológicas que nos ayuden a mantener o a recuperar el equilibrio ecológico.
hymenoptera gran parasitoide con sus larvas
Luego de realizar las prácticas de control biológico el insecto plaga estará presente en el cultivo, cosa no muy agradable para alguien que tiene la tradición de observar a los insectos muertos en el suelo luego de aplicaciones agroquímicas, siendo que el principio de esta técnica es controlar a la plaga, manteniéndola, pero en bajas densidades, reduciendo significativamente su población en el cultivo.
Por ultimo una de las razones más frecuentes, que más fuerza toma en nuestros días y más daño les hace a la divulgación y fortalecimiento de estas prácticas agroecológicas es la mala asesoría profesional al momento de aplicar cualquier bioinsumo, donde el productor tiende posteriormente a rechazar toda propuesta de aplicar dichas prácticas justificándose por la mala asesoría recibida en cuanto a dosis de productos agroecológicos no adecuadas, frecuencia de aplicación de microorganismos, frecuencia de liberación de insectos de baja efectividad o en condiciones adversas y la toma de malas decisiones al elegir el momento oportuno para realizar las prácticas, lo que logra confirmarle al productor la inefectividad de la estrategia que anteriormente ya el productor dudaba en aplicarla.
género caligo, insecto plaga en frutales tanto la larva como el adulto
Así que está en nuestras manos convencer al productor con resultados concretos y convencernos nosotros mismos de la necesidad de emplear estrategias limpias que nos ayuden con el equilibrio ambiental, prácticas menos contaminantes, disminución y uso consciente de los agroquímicos, uso eficiente de los recursos naturales… y todo esto ¿a cambio de qué? De cubrir las demandas de los consumidores actuales, garantizando la calidad de la alimentación y productos no contaminados, reducir costos de prácticas tradicionales, también podríamos tener como desafíos aumentar la producción e ingresos de productores, debemos lograr cambiarle esa percepción errónea sobre los bioinsumos.
Para encontrar soluciones te propongo que cada vez que te encuentres con este problema de rechazo a los bioinsumos reflexionar sobre el ¿Porque el agricultor solo quiere agroquímicos? ¿Qué le ofrecemos a cambio? convirtiéndolo en un desafío.

Comparte

Autor: Daniel Ceballo

0 comentarios :

Publicar un comentario

Real Time Analytics